Archivo dañado de MS Word

Microsoft (r) Word es una gran aplicación. Todo el mundo confía en Microsoft (r) Word. Todo el mundo usa Microsoft (r) Word…

Solo que no se por que razón tiene la costumbre de romper los archivos de vez en cuando, de manera que se vuelven imposibles de abrir. Tampoco hay una herramienta de recuperación en la suite de ofimática de la gran empresa de Redmond.

Hace unos días, una amiga (Susana R.) me contacta muy preocupada para decirme:

Estoy terminando mi tesis y el archivo que me pasaron mis compañeros de grupo no se abre. Por alguna razón a alguien se le rompió el archivo y todos copiamos el nuevo sobre las versiones viejas del mismo archivo ¡Y ahora no lo puede abrir nadie!

Se trataba de un .doc generado con la versión 2003 de la suite de esa empresa.

Le pedí el archivo y procedí a abrirlo con mi Openoffice.org 2.4 sobre Ubuntu Linux 8.04. Al primer intento se pudo abrir.

Para que Susana me pueda mandar el archivo, pasó algo de tiempo por razones que pueden trabar a cualquier persona usuaria estándar de ofimática:

  • El archivo pesaba unos 8 Mb y eso hacia que le rebotara el correo. Aunque probó desde distintas cuentas.
  • Tuvo que comprimir el archivo en formato rar para que pese 4.2 Mb y llegara a mi casilla de correo así. No sin antes instalarse en el trabajo un programa para comprimir archivos, que no tenía.

Cuando yo lo pude abrir, lo fui a guardar de inmediato para reenviárselo a Susana… Ahí fue donde mi mitad sádica se juntó con mi mitad hacktivista del software libre y se me ocurrió la idea.

En vez de guardarlo en formato .doc, lo guardé en el formato .odt (parte del conjunto de formatos estándar ISO 26300 que desde el año 2006 se lo conoce como ODF). Y así se lo envié a Susana.

Por teléfono le conté que lo arreglé y que se lo estaba enviando. La alegría y agradecimientos no se hicieron esperar. 🙂

No pasó más que un par de minutos para que me volviera a llamar diciendo que no lo podía abrir. Que el archivo parecía haberse roto nuevamente porque ya no era .doc sino otra cosa. Y que seguro estaba roto porque ahora pesaba 4.1 Mb sin estar comprimido.

Ahí es cuando le expliqué a mi amiga que nada de eso pasaba. Que word no es el único procesador de textos que existe. Que ni siquiera es el mejor (aunque sí el más conocido). Que existe Openoffice.org para Win también. Y que le pasaba este enlace para que se lo descargue e instale.

La primera reacción de Susana fue “no me la compliques tanto”, pero como me quiere y confía en mi criterio profesional, aceptó descargarse el programa e instalarlo en el trabajo (por suerte no tenía restricciones para hacer eso). Le dije que si necesitaba ayuda para la instalación me llamara que la asistía telefónicamente.

Cuando pasaron una o dos horas de esta charla, Susana volvió a llamarme ¡Más entusiasmada que antes todavía!

No puedo creer lo bueno que está esto. No te tuve que molestar para la instalación, solo me preguntó cosas no técnicas que yo sabía. Y cuando me preguntó si quería que fuera la aplicación predeterminada para los documentos de word y excel le contesté que no, así que ahora nadie me va a cuestionar que no abre los documentos con el programa que conoce.
Lo que más me impresiona es que realmente tengo un documento de más de 100 páginas, con fotos y gráficos en unos 4 Mb.
Aparte… lo mejor de todo. Tiene un botoncito que genera un PDF con el documento sin tener que instalar nada nuevo. Yo sabía que el profesor nos pidió la tesis en ese formato y me estaba haciendo problemas porque no sabía con que se podía hacer. Ahora ya lo tengo resuelto también.
Le voy a pasar el programa que no es tan pesado a mis compañeros de tesis para que la terminemos con OpenOffice en vez de word. Total es igual para manejarlo.

No puedo explicar lo conforme que me sentí luego de estas palabras de Susana.

En estos días estará presentando su tesis de grado para ser una flamante Licenciada en Márketing. Incluso una que descubrió el software libre de una manera muy poco ortodoxa. 🙂

Hoy sucedió otra cosa al respecto…

Como yo conté resumidamente esta anécdota en la lista de correo de OpenOffice.org en español, Ailé (otra colistera a la que he aprendido a apreciar mucho en los últimos meses por su trabajo en el grupo de traducción de OOo), me contacta por mensajero contandome que una amiga suya tenía un problema parecido al de Susana, pero que no había tenido tanta suerte al abrir el documento con OOo. La diferencia en este caso es que el documento se había creado con OpenOffice.org pero se habría dañado al pasar por un antispam que lo rompió internamente.

Le pedí el documento y procuré abrirlo con OpenOffice.org 3.0 (la última versión de OOo que estaba recién instalada en mi máquina… y que será objeto de otro post en este blog), pero no tuve suerte. Me apareció un cartel que decía:

Luego de responder afirmativamente a la pregunta de si quiero reparar el archivo, aparece rápidamente este otro diálogo:

Y al aceptar, se cerró todo sin éxito.

Luego se me ocurrió cambiarle la extensión y abrirlo con unzip. Cosa que hice y pude observar la estructura XML que allí estaba… solo que si quería ver cada uno de los elementos, no se podía en la mayoría de los casos porque estaban rotos.

Casi como último recurso, se me ocurrió llevarlo a otra máquina que disponía de OpenOffice.org 2.3 sobre Ubuntu 7.10. Y allí ocurrió la magia. OOo 2.3 lo abrió sin chistar.

En definitiva y tomando las dos anécdotas como testigo… no se que es lo que hace que word rompa los archivos, ni se que es lo que hace que OOo los pueda abrir aunque tengan cierto grado de corrupción esos archivos. Pero si se que muchas veces sucede esto.

Otras veces he podido rescatar archivos del más allá, del inframundo de los archivos, gracias a OpenOffice.org. Creo que es una razón más para que quien no lo usa todavía, le de una oportunidad y lo pruebe.

Total… no te cobran para usarlo, copiarlo, modificarlo o distribuirlo modificado. 😉

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

About elproferoman

Asociado independiente de Herbalife, profesor de informática, emprendedor, creador compulsivo y optimista sin remedio.

8 responses to “Archivo dañado de MS Word”

  1. Iris Fernández says :

    ¡¡¡Qué bueno!!!
    Tu blog está más lindo 🙂

  2. drodriguez says :

    … un aplauso para el asador

  3. terli says :

    Esto que te sucedio se lo estoy tratando de enseñar a unas alumnas que tengo. El tema es que una de ellas compro la maquina pelada con sistema Windows Vista. Y no tenia nada de nada. Asi que le comente que le iba a enseñar a manejar una suite de oficina, pero que no era Office. Sino algo diferente. Con el tiempo se fue dando cuenta de que no habia limitacion alguna sobre El OpenOffice, eso si, la hija de esta señora tenia la otra suite que venia en defecto en su maquina. Y es ahi en donde comenzo a notar lo diferente. Creo que es el tema de ver o probar el problema en si. Si uno no conoce no sabe como le puede servir.

  4. YOGUI says :

    La recuperación de archivos es una de las maravillas que tiene OOo. Creo que esto y la exportación a pdf hacen de esta suite única y de lo mejor.
    Como usuario corporativo (que importante que me siento;-) ) tengo algunas cosas para recriminarle, pero como usuario hogareño estoy mas que conforme…

    Saludos.

  5. elproferoman says :

    Me interesa (y mucho) que clase de cosas tenés para recriminarle como usuario corporativo. Profesionalmente me dedico a procesos de migración corporativa y todo tipo de feedback al respecto es una oportunidad de mejora. 🙂

  6. linda says :

    oigan yo tengo una duda, cuando quiero abrir un documento danado de word (ese donde salen los signos y los caracteres imposibles de leer) en el OpenOffice para arreglarlo, te debe salir un cuadro donde sale la codificacion a seleccionar al momento de abrir el archivo danado (en OpenOffice) el cuadro se llama “seleccionar filtro” pero a mi no me sale esa parte solo me brinca al segundo cuadrito que se llama “opciones de filtro ASCII” le pongo aceptar pero no repara el texto….como le hago ahi?…yo se que alguien de ustedes puede saber..como le hago porfa? es un documento muy importanteee..gracias de antemano!

Trackbacks / Pingbacks

  1. OpenOffice.org (curso para docentes) « Educación e Informática - Martes, 28 abril, 2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s