Creatividad y enseñanza

Yo, particularmente, soy profesor de informática y me tocó trabajar en varias escuelas con distintas realidades. Y resulta que el cambio del año 2005, pasando de 3 hs semanales de TIC a 2 hs fue una de las peores movidas que se les pueda haber ocurrido. Mucho más si observamos que
muchas escuelas (públicas y privadas) no tienen todavía computadoras para trabajar.

De todas formas, es muy poco lo que los docentes podemos hacer para cambiar esta realidad. Principalmente porque el sistema educativo está hecho con la filosofía “callate y laburá… para pensar estamos nosotros que tenemos un montón de títulos y la tenemos clara”… los del montón de títulos son la gente de los ministerios, claro está. No conozco ningún ministro de educación que tenga que trabajar en el aula cada semana… incluso algunos nunca trabajaron en el aula.

Lo que sí podemos hacer los docentes de informática es repensar nuestra función en la escuela.

Podemos ser maestros reproduccionistas que pasen por la vida de los chicos sin pena ni gloria o podemos adoptar un rol socializador e integrador para la nueva sociedad de la comunicación.

¿Notaron la diferencia cultural que se forma entre las personas que utilizan internet como herramienta cultural y los que no usan la computadora directamente?

La distancia parece de siglos… Hay muchos que ante la duda sobre algún tema, corremos a la wikipedia. Mientras que los demás se encogen de hombros.

En la vida laboral lo noto continuamente. Está la persona proactiva y autodidacta de la era de la comunicación. Y está el que no hace nada, salvo que haya tomado un curso para saber como se hace.

Creo que la capacidad de ser proactivo es una de las mayores diferencias que podemos aportar nosotros como profesores de informática… incluso con solo 2 hs cátedra por semana.

En tiempos donde por la puerta principal no tenemos apoyo, debemos enseñar a usar la puerta trasera.

Si los ministerios dicen “2hs por semana”, nosotros podemos incentivar a los chicos a que aprovechen muchas horas más en el ciber, su casa o la casa de su amigo/a para aprender por si mismos.

Si el ministerio nos dice “enseñen un año de procesador de texto”, nosotros incentivemos a que todos los trabajos prácticos de todas los espacios curriculares se presenten hechos en procesador de textos, a que cada vez usen más recursos del mismo, a que parte de la nota se forme por la pulcritud y orden de la información presentada, a que aprendan a realizar infografías para explicar sus temas.

Enseñemos a instalar blogs del curso, wikis, galerías de imágenes. Donde puedan elaborar colectivamente apuntes generales de todo el curso (que aprendan que con un pequeño aporte marginal se pueden tener resultados gigantescos). Que puedan canalizar sus angustias y conflictos utilizando el lenguaje escrito en el blog del curso. Que entiendan como funcionan todas estas herramientas, que entiendan que se requiere de un hosting, como se gestiona un nombre de dominio, como se instala un programa en forma remota, que no se conformen con las herramientas de hotmail, gmail o la empresa que sea… que se apropien de la tecnología.

Si vemos al espacio curricular TIC como una catapulta hacia una forma de vida, seguramente tendremos resultados mucho más interesantes que los actuales y no pasaremos por la vida de estos chicos sin pena ni gloria…

La excelente compositora Eladia Blazquez decía:

¡No! Permanecer y transcurrir
no es perdurar, no es existir
¡Ni honrar la vida!

Hay tantas maneras de no ser,
tanta conciencia sin saber
adormecida…

Merecer la vida no es callar y consentir,
tantas injusticias repetidas…

¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!

Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.

Porque no es lo mismo que vivir…
¡Honrar la vida!

En nuestra profesión, entre nuestros compañeros de trabajo… ¿cuánto
hay de durar y transcurrir? y ¿cuánto hay de honrar la vida?

Anuncios

About elproferoman

Asociado independiente de Herbalife, profesor de informática, emprendedor, creador compulsivo y optimista sin remedio.

3 responses to “Creatividad y enseñanza”

  1. TiC says :

    Hola Roman!!!
    Yo también soy prof. de informática.
    Sólo dos comentarios, primero estoy 100% de acuerdo con tus palabras, y segundo muchísimas gracias por ellas.
    Hoy en día no alcanzan 2 hs. de Informática, TIC o como quieran llamarlas, los programas son tristísimos, solo tendríamos que enseñarles software ofimático.
    Creo que nuestra labor es concientizar a nuestros alumnos y colegas de los múltiples usos que poseen las nuevas tecnologías y sobre todo la web. Además de promover el trabajo colaborativo.
    Otra vez, muchas gracias, saludos, irene.

  2. Roberto Marquínez says :

    30-3-08
    Va -sólo a modo de anticipo- un segundo comentario relacionado con tu artículo “Creatividad y enseñanza”.
    “Si el ministerio nos dice “enseñen un año de procesador de texto”, nosotros incentivemos a que todos los trabajos prácticos de todas los espacios curriculares se presenten hechos en procesador de textos, a que cada vez usen más recursos del mismo, a que parte de la nota se forme por la pulcritud y orden de la información presentada, a que aprendan a realizar infografías para explicar sus temas”.

    Y se trata de una observación que nos hiciera hace ya unos años una docente (de quien me queda pendiente averiguar su formación profesional) durante una jornada de formación docente, respecto de la importántísima función formativa que tiene -en el adolescente- la escritura manuscrita cursiva, ni siquiera en imprenta. Como ves, es diametralmente opuesto al uso que proponés del procesador de textos.
    Es todo -por ahora- lo que puedo comentar. En esta semana me pondré en contacto con la docente para acercarte los fundamentos.
    Roberto.

  3. elproferoman says :

    Posiblemente, coincida con apreciaciones sobre los procesos cognitivos que se producen gracias a la escritura manuscrita cursiva. Por eso no creo que haya antagonismo, ni que sea diametralmente opuesto a lo que yo planteo. Creo que son cuestiones complementarias.

    Fijate que no digo “usemos el procesador de textos todo el tiempo”, sino que planteo un uso “didáctico” del mismo. Donde se vaya mucho más allá de enseñar que opciones tiene el menú herramientas. Creo que el chico debe aprender que opciones tiene el procesador, ya no en el menú susodicho, sino en general como funcionalidad útil.

    Y en esa última palabra está la clave. Ya que solemos enseñar sin pensar en el sentido de utilidad que tiene el conocimiento para el alumno. Nos solemos contentar diciéndoles que algún día nos lo van a agradecer porque nosotros sabemos lo que les hará falta. Cuando sos adolescente, eso no suele ser muy convincente.

    Si desde el espacio curricular de TIC, Informática o el nombre que le den en cada época, nos concentramos en fomentar la escritura manuscrita cursiva, creo que estamos fritos. Si creo que debemos apoyar la mejora de la corrección ortográfica y gramatical. Sí creo que debemos hacer que esa herramienta informática, se transforme en un elemento de valor a los ojos de los chicos.

    Roman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s